Now Reading
NAREM, OTRO JOVEN QUE SUFRE LA VIOLENCIA DEL ESTADO

NAREM, OTRO JOVEN QUE SUFRE LA VIOLENCIA DEL ESTADO

¡ESTAMOS CONTIGO!

Índigos, en la lucha todos somos familia. Hoy nos cubre un profundo dolor al saber que la violencia ha cegado una vida más de un joven en nuestro país. A continuación, su testimonio. Acompañamos a su familia en su dolor y esperamos poder ayudarlos en esta difícil etapa que comienza en sus vidas: 

Mi nombre es Narem Nicolas Rodríguez Cruz, tengo 26 años y vivo en Bogotá. El testimonio que voy a contar el día de hoy, pues es un abuso por parte del escuadrón móvil antidisturbios ESMAD ocurrido el día 28 de julio del 2021 a las 9 de la noche aproximadamente en el Portal de las Américas, más exactamente cerca a la estación de gasolina de Chicalá.

Yo voy saliendo del trabajo, ya me dirijo hacia la casa, yo llevaba un cuello ortopédico puesto en esos momentos porque tengo lesiones anteriores, una fractura de cuello que tuve en un accidente de tránsito, voy cruzando la Cali hacía mi casa, y cuando voy en la mitad de la calle de la Cali el escuadrón de antidisturbios con tres tanquetas que habían empezaron a hacer la arremetida, empezaron a disparar.

Yo vi una tabla en el piso, yo la alzo para poder pasar e irme para la casa, cuando estaba en la mitad de la calle una granada aturdidora me impacta en la parte izquierda de la cara, en el ojo izquierdo, la granada estalla en mi cara, en ese mismo instante me estalla el ojo, me fractura huesos de la cara, el tabique, quedé sin poder respirar por la nariz, solo puedo respirar por la boca, quedo con hemorragias internas en la cabeza. En ese momento salgo a correr a buscar ayuda, una persona me ayuda, salimos a correr, él me guía a los primeros auxilios, ahí los médicos me empiezan a lavar la herida, pero la hemorragia no se detiene por la magnitud de la herida. 

En este momento tratan de calmarme, me retiran el cuello ortopédico que llevaba puesto, me sientan en el piso para intentar visualizar la herida para saber si podía ver, pero ya no había nada que hacer, ya había perdido la visión, ya no podía ver nada, estaba muy agitado, me ahogaba con mi propia sangre.

Luego de eso me entran a unos conjuntos residenciales que hay en el semáforo de Chicalá, unos conjuntos esquineros, me entran porque la calle está llena de gases y no puedo respirar, me quitan la ropa llena de sangre, me prestan una chaqueta y una cobija. Me siento en el piso esperan atención médica por una hora aproximadamente, hasta que llega mi papá a recibirme porque en el momento de los hechos pase mi celular para que se comunicaran con él. Me pusieron en la ambulancia y me llevaron al hospital de Kennedy, allá no me tuvieron mucho tiempo porque no había especialistas para poder tratar mi herida. 

De ahí me llevan al hospital San Ignacio ubicado en la Universidad Javeriana y aquí ya me entran por urgencias, luego de eso me hacen muchos exámenes, me intentan salvar el ojo, pero ya los médicos y el oftalmólogo me dice que lamentablemente el ojo estaba en pérdida total porque había estallado debido al impacto y tengo múltiples fracturas en la cara, en el tabique, el cigomático, el malar, toda esa parte de la cara tengo como polvito los huesos.

See Also

Ya me sacaron el ojo, me pusieron una prótesis, me detuvieron una hemorragia interna que ponía en peligro mi vida porque se me llenaba de sangre el cerebro.

Después de eso, estoy a la espera de una cirugía plástica, que me vea un otorrinolaringólogo para que puedan hacer una reconstrucción de la cara, de la parte izquierda, porque ahorita en el hospital San Ignacio no tiene convenio con Famisanar que es mi EPS, ya voy para 8 días en la clínica esperando un traslado esperando que me atiendan en algún lado para que me puedan hacer la cirugía que necesita mi cara para poder respirar por la nariz porque estoy respirando por la boca, estoy a la espera de la ayuda médica, a la espera de que se haga justicia, que no haya más discriminación ni más asesinatos por parte del ESMAD debido a que todas estas armas están en contra de los derechos humanos e internacionales.

Ese es mi testimonio, estoy en recuperación, estoy a la espera de poder seguir adelante con mi vida, ya yo sé que perdí mi ojo, ya me toca asimilar el solo ver por un lado, ver a medias, y pido ayuda a todos los que escuchen, a todos los que lea, ayuda a todos los medios, que esto no le pase a nadie más, que se escuche mi voz en todos los medios para poder mostrarle al mundo lo que está pasando aquí en Colombia que de verdad necesitamos ayuda, que se verdad nos están matando, buenas noches a todos y gracias.

What's Your Reaction?
¡Cool!
1
¡Emocionante!
3
¡Interesanteeeee!
0
¡Me da igual!
0
¡No me gustó!
1
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top
Facebook
Instagram
YouTube
Síguenos vía Email