Now Reading
EL FREESTYLE EN COLOMBIA SIGUE VIVO EN LAS PLAZAS

EL FREESTYLE EN COLOMBIA SIGUE VIVO EN LAS PLAZAS

Al mencionar el freestyle es innegable afirmar que las plazas representan el alma del movimiento y que son la cuna de los talentos; por eso es de valorar el esfuerzo de la gente de Apriorismo Music, un grupo de creyentes del talento colombiano que han logrado crear espacios para que el freestyle y el nivel cafetero no se detenga.

Dentro de los eventos culturales que se realizan en Bogotá siempre quise incursionar en las batallas de freestyle, rama del Hip Hop que siempre he querido abordar y ser partícipe; lastimosamente el país no cuenta con eventos reconocidos como sí sucede en Argentina o Chile -solo por nombrar algunos de Latinoamérica-. Esta falta de eventos reconocidos -a excepción de la Red Bull Batalla de Gallos Colombia– hace que la búsqueda se haga un poco más compleja.

Apriorismo Music

Al entender esa situación sabía que mi búsqueda tenía que ser más intuitiva que investigativa porque ya tenía presente que por eventos  grandes iba a tener problemas. 

Cuando encontré un evento cercano a mi fecha  de búsqueda y sobre todo central, encontré que unos jóvenes con su proyecto llamado Apriorismo Music estaban incursionando en la movida del freestyle; con esas bases -casi nulas- de conocimiento decidí acercarme para vivir lo que es una jornada de freestyle. 

La cita recuerdo que era un día sábado a las 2 de la tarde, mala hora cuando sabes cómo es el tráfico en la capital colombiana, sin embargo todo transcurrió como se había pensado, a esa hora se estaba adecuando el espacio al aire libre, y de a poco la plaza del coliseo como se conoce se iba llenando de espectadores y de artistas. En las primeras horas del evento se hacía la competición de la categoría amateur o principiantes, con eso se calentaba el ambiente y el furor por las batallas empezaba a brotar en los asistentes. 

La competición amateur llegó al final, los organizadores y asistentes se preparaban para darle inicio a la otra competencia. En ese receso, sonaban canciones clásicas de Rap y a modo de interacción con el público se planteó la posibilidad de hacer batallas entre los asistentes que no se habían inscrito para competir -algo que me motivó a participar pero no estaba del todo seguro-.

Transcurrió la primera batalla, el público irradiaba la misma energía como si se tratase de una batalla profesional lo que hizo más fácil que los asistentes se arriesgaran a participar para demostrar en un minuto su talento. Transcurridas las dos primeras batallas, decidí participar por experimentar qué se siente estar en medio de una batalla y sentir la adrenalina que produce tener el micrófono al frente. Mi contrincante, un pelado joven igual que yo también se arriesgó a vivir esa experiencia.

La batalla era muy corta, un minuto libre y un 4×4,esos dos formatos eran los escogidos para que uno, en menos de 3 minutos, pudiera demostrar de a poco su talento.  La batalla finalizó tras la intervención del host y nos perfilamos para conocer quién iba a ser el ganador, mis expectativas eran bajas así que ya sabía el resultado, mi contrincante ganó, pero ambos teníamos claro que ganamos  experiencia y confianza para una próxima batalla. 

En conclusión, esa participación me hizo ganar confianza y sé que si alguna vez quiero volverlo a intentar, sin duda lo haría en un evento de Apriorismo Music porque demostró que sin tener muchos recursos técnicos se pueden hacer eventos de calidad con el fin de seguir mostrando el talento colombiano y seguir demostrando por qué necesitamos nuestra propia liga de freestyle

Las batallas entre los asistentes finalizó y ahora sí era el tiempo de los más experimentados en la materia.

Un hecho particular fue la temática que, según ellos, manejaban por cada una de las jornadas. En la fecha en la que pude asistir la temática era relacionada al Karate, por tal razón la vestimenta del  host y el premio del freestyler vencedor iban relacionados con dicho asunto.  

Esta es una de las batallas del evento de Apriorismo Music

La plaza únicamente no se iba llenado de artistas y asistentes, también al ser un lugar al aire libre se iba llenando de familias que transitaban en el sitio y que de una u otra forma se estaban llevando una impresión positiva de esta forma artística de expresión lo que resulta positivo para integrar la familia al movimiento. 

De igual manera, los sonidos del evento se mezclaban con el sonido de las tablas de Skate de los jóvenes que muy cerca a nosotros se acercaban cada semana para entrenar o afianzar su técnica; eso sí, verlos a ellos era una buena pausa activa mientras el host daba la entrada a la próxima batalla. 

Los sorteos se hicieron de una manera particular; en una bolsa se mezclaron los A.K.A – en el contexto del Hip Hop significa ”también conocido como” o nombre artístico- de los participantes y el host era el encargado de generar los cruces. 

See Also

Siempre escuché el clásico “3,2,1 tiempo” por parte de los host, pero en dicho evento fue el “3,2,1 fight” no sé si era por la temática mencionada anteriormente o por un estilo nuevo que quería impregnar el host en los asistentes.

Dejando de lado cómo transcurría el evento pensé que esa división de categorías motivaban a los artistas ya que representaba un reto para todos, unos por ascender y otros por mantenerse. La competencia transcurría y el ambiente cada vez era más ameno, los artistas con más confianza y el público más animado.

La competencia amateur iba finalizando y con ello la luz del día, el frío ya se hacía notar en la plaza pero el ambiente en la grada neutralizaba esa sensación. Como buen evento juvenil, las ventas ambulantes y las ganas de salir adelante se notaban, kioscos o puestos de comida calmaban la sensación de hambre o de frío.

Una de las sensaciones que más recuerdo en ese evento es ver que con tan pocos 

recursos económicos y estructurales la gente que quiere mantener vivo el movimiento lo hacía por amor al arte, por eso tanto los artistas, como los realizadores y asistentes colocan un grano de arena para mantener el espacio para seguir practicando lo que les gusta y lo que saben hacer. 

Esto no fue más que un relato que surgió de la grata experiencia de participar en eventos al aire libre, de conocer cómo es la movida del freestyle en Bogotá y también de los limitantes y obstáculos que se tienen a la hora de realizar este tipo de eventos. 

Temática 3 vs 3 Apriorismo Music
What's Your Reaction?
¡Cool!
1
¡Emocionante!
0
¡Interesanteeeee!
2
¡Me da igual!
1
¡No me gustó!
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top
Facebook
Instagram
YouTube
Síguenos vía Email