LA CRUZADA DE MISIONERO: ESPERANZA DE VIDA PARA LOS JÓVENES Y LOS VALORES DEL HIP HOP

Con una arenga de Vico C afirmando que ‘la voz de la experiencia con potencia regresó’, o con la visión de la tierra prometida que exponía en la lucha de libertad  de Martin Luther King, podríamos simplificar el legado que ha estado construyendo Darío Silva, más conocido como Misionero, quien se desenvuelve entre la experiencia de sus largos años de vida y la esperanza de reconstruir la esencia del Hip Hop latinoamericano, otorgándole una nueva oportunidad a aquellos jóvenes que buscan una salida diferente a los caminos de violencia, drogadicción, problemas familiares, depresión, ansiedad, entre otras limitantes de la realidad social en niños o adolescentes.

Justamente, Misionero ha tenido un largo camino en el mundo del Hip Hop, quienes han tenido el privilegio de conocerlo de cerca podrían referirse a él con el apartado de Vico C, describiéndolo como alguien que ‘ha caminado por sombras de valle de muerte, conociendo las dos caras de la vida y recopilando episodio por episodio para traerlos este día y sembrarlos en tu conciencia’ como si el puertorriqueño lo hubiese escrito justamente para él.

Fotografía extraida de su instagram personal @misioflow1

Su A.K.A representa la lógica de su labor en la actualidad, pues, es sin duda un evangelizador de Hip Hop en todos los países por los que ha visitado; sus redes sociales le permiten desengrosarse como un activista capaz de sembrar empoderamiento y autoestima positivo en quienes lo necesitan e incluso sus más grandes errores son un motivo para reflejar lo capaz que puede llegar a ser el aceptar, corregir y trabajar para enseñarle a sus seguidores que nunca se debe renunciar.

Para abreviar su largo recorrido, Misionero ha sido un sujeto de fe, producto de la crianza en la Iglesia Cristiana Evangélica donde veía a su padre construir nuevas realidades en barrios y asentamientos; además, tuvo la oportunidad de trabajar en la cárcel Marcos Paz, en Buenos Aires, dando clases de RAP a carcelarios angustiados, abandonados y discriminados.

Su recorrido como freestyler, rapero y presentador de batallas, le ha permitido consolidar otro de los roles que lo mantiene vivo y encendido desde su misión de vida, el cual se trata del activismo. El haberse convertido en figura pública y símbolo del desarrollo del Freestyle, no le ha hecho olvidar su rol comunitario en la sociedad.

 Misionero, (junto con dos camarógrafos y un productor audiovisual) desarrollará un proyecto llamado ‘La Cruzada’ en donde se sumergirán en los barrios, comunas o ghettos, de los cuales muy pocos han sido capaces de explorar, estos espacios invisibilizados por la sociedad serán el campo de acción del argentino.

El objetivo de este proyecto es según Misionero ‘darle una luz a los pibes’ a través de su testimonio de vida, implementado en charlas, que reflejen el simple hecho de que se puede salir de las adversidades a través del arte. También, pretende encontrar talentos en alguna de las ramas del Hip Hop para finalmente realizar una exhibición final y, como aspiración final, llevarlos al estrellato a través de internet o una alianza con alguna productora.

See Also

Fotografía extraida de su instagram personal @misioflow1

El desarrollo de este proyecto empezó en la ciudad de Jujuy, posteriormente estarán en la ciudad de Ushuaia, Argentina, y después de esto recorrerá países como Venezuela, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Cuba y Puerto Rico. Parte de esto, pretende exponer la diversidad de talentos que hay en el área y así mismo, promueve sentidos de empatía por las situaciones en las que muchos jóvenes latinoamericanos están afrontando en épocas de pandemia y orden mundial.

Esta labor implementada por el artista de la vieja escuela, refleja que es posible retornar al Hip Hop desde su esencia, a través del activismo social, que rememora los valores del movimiento cultural en sus características principales como el enfoque social, político y humano que hacen de esta escena artística un elemento de expresión más imponente que el desarrollo comercial.  De esta manera, Misionero enfrentará un 2021 llenos de retos en la evangelización del Hip Hop a través de un trabajo colectivo con intenciones de un desarrollo comunitario que permita otorgarle una nueva oportunidad de reconstrucción del movimiento.

Seguramente, aquel que daban por muerto, en medio de las adversidades, seguirá construyendo un legado de revolución artística, promoviendo discursos de autosuperación o conservando la esencia del Hip Hop, y, como en su momento lo prometía Martin Luther King, construirá la tierra prometida llena de oportunidades y libertad para jóvenes que a través de esta cultura tendrán la esperanza de cambiar el rumbo de sus vidas.

What's Your Reaction?
¡Cool!
0
¡Emocionante!
1
¡Interesanteeeee!
1
¡Me da igual!
0
¡No me gustó!
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top
Facebook
Instagram
YouTube
Síguenos vía Email